Seleccionar página
Manifesto Khao Thai

La vida es un juego muy divertido. Sólo hay que atreverse a experimentar.

Sin reglas. Sin leyes. Sin remordimientos.

Queremos verte comer misterio y saborear veneno.

Dale la bienvenida a las emociones fuertes.

Muerde Tailandia y atrévete a probar su lado más exótico.

Libera tu mente.

Somos Khao Thai, y venimos a seducirte.

Manifesto Khao Thai

La vida es un juego muy divertido. Sólo hay que atreverse a experimentar.

Sin reglas. Sin leyes. Sin remordimientos.

Queremos verte comer misterio y saborear veneno.

Dale la bienvenida a las emociones fuertes.

Muerde Tailandia y atrévete a probar su lado más exótico.

Libera tu mente.

Somos Khao Thai, y venimos a seducirte.

Escorpión con chocolate negro

Símbolo de pasión y fiereza, mito babilónico, tabú en África… Y desprovisto de su veneno también un delicioso manjar para los más intrépidos. ¿Te atreverás a experimentarlo?

Saltamontes con chocolate blanco

En la Antigua Grecia este insecto era un mensajero de la prosperidad, ya que sólo puede avanzar, jamás camina hacia atrás. También se le relaciona con los viajes astrales y ahora, a ti, te hará brincar de placer hacia tierras exóticas.

Gusanos con chocolate con leche

Como en la metáfora del gusano y la mariposa, las apariencias engañan, y aunque no lo creas, éste es el más crujiente de nuestros bocados.

Decir que los has comido impresiona, pero lo que probablemente no imaginas es que engancha.

Escorpión con chocolate negro

Símbolo de pasión y fiereza, mito babilónico, tabú en África… Y desprovisto de su veneno también un delicioso manjar para los más intrépidos. ¿Te atreverás a experimentarlo?

Saltamontes con chocolate blanco

En la Antigua Grecia este insecto era un mensajero de la prosperidad, ya que sólo puede avanzar, jamás camina hacia atrás. También se le relaciona con los viajes astrales y ahora, a ti, te hará brincar de placer hacia tierras exóticas.

Gusanos con chocolate con leche

Como en la metáfora del gusano y la mariposa, las apariencias engañan, y aunque no lo creas, éste es el más crujiente de nuestros bocados.

Decir que los has comido impresiona, pero lo que probablemente no imaginas es que engancha.

¡Hey! Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies